Juzgar , ¿pecado o dicha?

Hace unos días comentaba con mi hermana y mi prima la necia costumbre que como seres humanos tenemos de juzgar. Hablamos, también, que las generaciones anteriores tienden a incurrir mucho más en cierto tipo de prejuicios que, afortunadamente, ya se han venido desvaneciendo en éstas épocas. Como ejemplo, tal vez varios vivimos en carne propia los rechazos de los pretendientes que no cumplían con el estereotipo aceptable para nuestros padres. En mi caso, nunca me atreví a llevar a mi casa a un prospecto con “aretico” o pelo largo (uno que otro se coló en la clandestinidad), a pesar de ser personas de bien. Menos mal que en esa época no se vestían mostrando los calzoncillos, porque tampoco hubieran clasificado a entrar en la sala de mi casa, ni mucho menos a invitarme a salir de ella.

Sigue leyendo “Juzgar , ¿pecado o dicha?”

Yoga y la Sierra

Es un regalo invaluable darse la oportunidad de detener el tiempo, y descansar de las definiciones que  la vida nos ha asignado: madres, esposas, ejecutivas, hijas, empresarias. Y así, dejar de ser alguien: más bien, simplemente dedicarse a ser.

Sigue leyendo “Yoga y la Sierra”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑