Confesiones de una mamá sin talento

Con las vacaciones de mis hijos a mí me pasa algo parecido a lo que le pasó al argentino que se fue a vivir a Canadá. Tan pronto llegó se conmovió por los paisajes blancuzcos, la caída de la nieve y los lindos ciervos que veía pasear libremente a través de su ventana, hasta tal punto que se le escurrían las lágrimas. Casi podría haberse ganado un concurso de poesía con sus turbadoras descripciones. Dos meses después, en pleno invierno, lo único que se le ocurría era putear a la nieve, los ciervos, los vecinos y Canadá. Sigue leyendo “Confesiones de una mamá sin talento”

Anuncios

La gallina Cocorina

Hace poco en una tarde cualquiera, decidí sacar varios libros para regalar, de esos que ya se vuelven impropios para la edad de los hijos. Alguna de las muchas noches en que les leía historias, se me reveló un cuento que me sorprendió con la sensibilidad alborotada y me sacó lágrimas: La Gallina Cocorina. De nuevo, mientras ordenaba, regresó aquel libro a mis manos. No fui capaz de sacarlo de la biblioteca infantil.

Sigue leyendo “La gallina Cocorina”

A propósito del Halloween… Los niños y el azúcar

Tenemos una creencia muy arraigada: que los dulces son la felicidad de los niños. Los invito a cambiar este paradigma. Más bien, es la instantánea felicidad de nosotros, los adultos, al ver el entusiasmo del niño al recibirlos. Es una forma muy fácil de ganarnos su cariño, un beso o una sonrisa. Hay otras maneras más sanas, aunque demandan más tiempo y más empatía. ¿Quién se inventó que la felicidad de un niño depende de un caramelo?El amor nos hace querer lo mejor para nuestros hijos, sobrinos o nietos… Pero a veces debemos sacrificar la felicidad a corto plazo por la del largo plazo (y no solamente lo menciono por el tema de los dulces).

Sigue leyendo “A propósito del Halloween… Los niños y el azúcar”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑