¿Yo ingeniera?

Hoy le pregunté a mi esposo por qué estudió ingeniería y su respuesta coincidió con las razones por las que yo lo hice: porque en el colegio nos iba bien en matemáticas.

El destino de la mayoría de los ingenieros prácticamente se nos asigna por la destreza en esta materia. En mi caso, esa habilidad más que innata fue premeditadamente desarrollada por los intereses de mi padre, quien solamente prestaba atención a las calificaciones de matemáticas y física. Lo demás, no le importaba. Según él, toda persona  –sobre todo sus hijos–  debería estudiar ingeniería, ya la que las matemáticas, la lógica, la geometría y la física forman una estructura mental que permite el éxito en los avatares de la vida. Después, ya se podrá definir qué se quiere hacer en la vida. Y es el plan que tiene para sus nietos: ocho ingenieros (solo falta que se dejen).

Sigue leyendo “¿Yo ingeniera?”

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑